sábado, agosto 04, 2007

Analizadores automatizados en Veterinaria

Analizadores automatizados… ¿con sangre de animales?
Cada vez se hace más común en nuestros países de Latinoamérica que se pidan hemogramas de pacientes animales. Muchos Laboratorios los procesan… pero la pregunta es: ¿cómo se procesan esas muestras?

En la mayoría de los Laboratorios de línea humana se procesan muestras de origen animal sin ningún reparo. En países como Colombia, esta situación empieza a ser regulada y ya no es legal realizar análisis clínicos veterinarios en Laboratorios de línea humana.

Bueno, regresando a lo nuestro: muchos Laboratorios están realizando hemogramas en analizadores automatizados de sangre humana… craso error. Si recordamos el principio de los aparatos de citometría, como la impedancia (Coulter) y los sistemas Laser, por mencionar los más comerciales y disponibles, deberemos entonces darnos cuenta que el tamaño celular, principio de estos aparatos, no es el mismo en humanos que en animales.

Más allá: en los perros, algunas razas presentan variaciones importantes de tamaño eritrocitario respecto de otras: las razas Akita y Caniche (French Poodle) son los extremos en los tamaños de eritrocitos caninos. La sangre de ovejas también es otro caso interesante: sus eritrocitos son excepcionalmente pequeños respecto a los demás mamíferos domésticos. Analizar esas sangres en un Coulter o un LaserCyte calibrado para área humana sin duda que dará resultados totalmente alejados de la realidad.

La sangre de aves es también de particular morfología: los eritrocitos son nucleados y ovalados, no tienen plaquetas, sino verdaderos trombocitos y los neutrófilos, por su morfología son denominados heterófilos. Por lo anterior, un analizador automatizado para área humana no tiene ninguna posibilidad de calcular un hemograma.

¿Cuál es el mejor método? Los analizadores automatizados especializados en Veterinaria basados en el principio láser son los más adecuados, pues su margen de error es mínimo, sin embargo, al menos en México, aún no se consiguen. Los conteos manuales suelen ser usados, pero debemos recordar que el margen de error en el conteo de glóbulos rojos puede ser hasta de un 20% o más, si el Analista no tiene suficiente experiencia. En algunas Universidades no se lleva a cabo el proceso de conteo de glóbulos rojos totales debido a esa variabilidad impredecible, pero por consiguiente se pierden el cálculo de los Índices Eritrocitarios y la tipificación de las anemias.

El volumen de la muestra es otro obstáculo con el que el Analista y el Veterinario deben trabajar y sortear con juicio. Quizá es relativamente fácil tomar una muestra de 3 a 5 mL de sangre entera a un perro mediano o grande que pese entre 10 a 30 kg, o a un caballo de 600 kg, o una vaca de 800 kg… pero ¿cómo hacer para obtener sangre de un canario, cuyo, tortuga, cachorro o gatito? ¿Y si mi paciente gatito de tan sólo 400 gramos de peso tiene anemia? Sangrarlo podría sacarle los 3 únicos eritrocitos que circulaban en su cuerpo.

En los casos anteriores no es posible realizar una toma de muestra de volumen, pero se pueden realizar extensiones de sangre que pueden servir para llevar a cabo la tipificación morfológica de los eritrocitos, el cálculo de eritrocitos nucleados y los conteos diferenciales de glóbulos blancos. En esta labor tienen que participar el Veterinario y el Analista, pues la toma de la muestra es labor del primero, ya que es el único entrenado para poder manejar un animal de forma segura.

Hasta el próximo mes.

Juan Bernardo Rosales Raya, MVZ Esp. LCV
sasraya@gmail.com

1 comentario:

EDUARDO ANDRADE dijo...

DE NUEVO UN SALUDO PARA USTED DR. ROSALES.
ACTUALMENTE EN EL LABORATORIO CLINICO VETERINARIO DONDE TRABAJO DESDE SU INICIO SE HA ENCONTRADO SOLUCION AL PROBLEMA DE VOLUMENES MINIMOS PARA PRACTICAR HEMOGRAMA AUTOMATIZADO CON ANALIZADOR VETERINARIO QUE NOS PERMITE PRACTICAR UN HEMOGRAMA COMPLETO INCLUIDO EL DATO DE PROTEINAS TOTALES PLASMATICAS CON 250 LAMBDAS DE MUESTRA, CON RESULTADOS DE ALTISIMA CONFIABILIDAD.